Biblioteca digital

lunes, 20 de octubre de 2014

Sobre la seguridad de las estructuras de los ultraligeros

A menudo nos preguntan sobre la seguridad de los aviones, si la estructura aguanta... así que hemos decidido copiaros un trozo de la normativa y explicarla:



3.2.3 Factor de seguridad.–En general se aplicará un factor de seguridad de 1,5, salvo en los siguientes casos:

Es decir, la aeronave tiene que aguantar 1.5 veces las peores fuerzas a las que se espera que esté sometida...

a) Si los elementos sustentadores y/o de control de vuelo se construyen en materiales no rígidos, como telas o similares, se debe emplear un factor de seguridad de 2, a menos que se demuestre que con el factor escogido se impiden los fallos debidos a desgarramiento o rotura instantánea, por fallo en las líneas de parada de rasgadura. El factor escogido debe aplicarse a la más crítica de las condiciones de esfuerzos, que se puedan producir durante la operación de la aeronave.
salvo que sean de tela o similares, que entonces se usará 1.2

b) Se debe emplear un factor de seguridad mínimo de 5 en el diseño de todas las partes construidas en materiales de fibra, o no metálicos en general, empleados en el aparejo y las ligaduras del habitáculo o zona destinada a los ocupantes. Las uniones primarias de los elementos sustentadores a la zona destinada a ocupantes, deben ser diseñadas de forma que el fallo sea extremadamente remoto o que la rotura de una de ellas no comprometa la seguridad del vuelo.
En caso del empleo de fibra, por su particular comportamiento, las posibilidades de delaminación... se le exige que aguante CINCO veces la fuerza máxima a la que se espera que esté sometida, en lugar de UNA VEZ Y MEDIA. Si bien esto redunda en la seguridad de la aeronave, hace que el pretendido ahorro de peso con el uso de la fibra, no sea tanto.

3.2.4 Otras consideraciones.–Al aplicar un factor de seguridad debe tenerse en cuenta el efecto de la temperatura y otras características operacionales que puedan afectar a la resistencia.

A efectos de proyecto debe suponerse para cada ocupante un peso mínimo de 85 kilogramos y un número máximo de dos plazas.

Cuando, con objeto de proporcionar una mayor comodidad a los ocupantes, se prevea la posibilidad de desplazar los asientos, deberá acotarse dicho desplazamiento, estableciendo los correspondientes topes de fin de carrera.

Las posibles posiciones de los asientos deberán ser compatibles con los límites de desplazamiento del centro de gravedad de la aeronave.

Si la aeronave tiene dos plazas y estas se encuentran situadas lado a lado, se considerará la situada a la izquierda como puesto de mando, debiendo estar a su alcance todos los medios necesarios para el manejo y control de la aeronave, cuando dichos medios no estén duplicados.

Cuando las dos plazas se sitúen en tándem, el constructor definirá y equipará como puesto de mando la plaza que, según sus cálculos, debe considerarse como tal.

En los cálculos de proyecto se considerará que en el caso del vuelo con una sola plaza ocupada, esta deberá coincidir con el puesto de mando.

El piloto debe ser capaz de poner en marcha el motor en vuelo sin especial esfuerzo o habilidad.

3.3 Requisitos de resistencia:
a) La estructura debe ser capaz de soportar las cargas límites sin sufrir efectos perniciosos.es decir, la estructura está diseñada para soportar las peores cargas posibles

b) La estructura debe ser sometida a ensayos para comprobar su resistencia a cargas últimas sin fallo durante un periodo de tiempo no inferior a tres segundos. Para el caso de elementos sustentadores o de control, se puede aceptar el ensayo de una parte representativa, suficientemente grande, que incluya costuras críticas, uniones y puntos de amarre, así como otros elementos sometidos a cargas.
y además no fallar a carga última (la anterior multiplicada por los factores de seguridad de ahí arriba) durante 3 segundos (deberíamos poner remedio a la maniobra que ha causado estas condiciones de carga en menos de 3 segundos)

c) Se deberá realizar una prueba final de estructura de la zona destinada a los ocupantes en las condiciones correspondientes al peso máximo autorizado.

La prueba consistirá en dejar caer libremente la estructura contra una superficie horizontal rígida, de hormigón hidráulico de 175 kilogramos/centímetro cuadrado de resistencia característica, desde una altura de un metro y de forma que la estructura golpee en posición horizontal y en posiciones giradas 30 y 45 grados respecto a la horizontal, en el sentido longitudinal de la aeronave y sin alabeo.

Como consecuencia de esta prueba, no deberán producirse en la estructura roturas o deformaciones que pudieran dar lugar a daños graves a los ocupantes.
Es decir, se comprueba que en caso de aporrizaje los ocupantes no sufran daños